Gracias Basilio Belliard por el incluirme en este artículo: http://hoy.com.do/mujer-y-narrativa-dominicana-de-los-ultimos-20-anos/

Aida Cartagena Portalatín

“Salta a la vista que en la República Dominicana la poesía ha tenido mayor potencia y proyección internacional. Pero no hay dudas de que el cuento ocupa la segunda opción, tras la impronta y la estela dejadas por Juan Bosch, maestro indiscutible del cuento, y cuyas influencias decantaron el derrotero de la narrativa corta criolla, a partir de los años sesenta, como consecuencia de su regreso de un largo exilio, que ocultó su influjo en las nuevas generaciones de cuentistas, desde los años treinta. Hasta la década del sesenta, la historia de la literatura había sido la historia de la poesía y de los diferentes movimientos, tendencias, generaciones y promociones, que se habían sucedido en los anales de la tradición de las letras nacionales. A partir de la desaparición de la dictadura de Trujillo, el retorno de Bosch, y el papel impulsor desarrollado por el Concurso La Máscara, el cuento acusa nuevos derroteros. Las únicas mujeres que conformaban una excepción como narradores eran Aída Cartagena Portalatín e Hilma Contreras. Así pues, la irrupción de mujeres narradoras viene a perfilarse en los años ochenta. Si bien la novela y el ensayo histórico-político son los géneros más leídos, no menos cierto es que la poesía es el que más se cultiva, seguido por el cuento. El cambio, el teatro y la historia son los menos trabajados, superados de cerca por la literatura infantil, que acusa un repunte sin precedentes en los últimos veinte años. Con la irrupción de las jóvenes narradoras, que han emergido de los concursos de la Feria del Libro -con nombres como los de Yuniris Ramírez, Mercedes Cheheen y Sheilly Nuñez…”
¿Quieres seguir leyendo? Visita: Mujer y narrativa dominicana de los últimos 20 años. http://hoy.com.do/mujer-y-narrativa-dominicana-de-los-ultimos-20-anos/