(Publicado en la Revista “El Rosacruz“, No. 365, ene-feb-marzo 2017).   Este artículo lleva por título: “La escritura como práctica espiritual” como un préstamo consentido del título de un ensayo, con el mismo nombre, escrito por mi maestra y mentora: Meg Petersen. Su ensayo inicia con una cita de la maestra Anne Sullivan del año 1891, que dice:   “- Qué es el alma?
  • Nadie lo sabe, respondí, pero sabemos que no es el cuerpo y que es una parte de nosotros que piensa, ama y espera… y que es invisible.
  • Pero si yo escribo sobre el alma, ella contesta, entonces será visible y las palabras serán su cuerpo.”
                                                                                  ‑Anne Sullivan, 1891   Si analizamos con profundidad esto, podemos deducir que escribir es, de algún modo, un acto de hacer material lo espiritual intangible. Antecedentes. El origen de la escritura y su importancia.