LEER ESCUCHANDO

Manejando por la carretera para llegar a  La Romana y a falta de emisoras con música que me gustara, decidí buscar un CD para hacer más placentero el camino, entre las incontables cajitas y cd’s marcados con sharpies (Nada de piratería- !qué mal pensados!-  simplemente colaboraciones), encontré un CD que decía Audiolibro y tenía ya cierto tiempo que no escuchaba, al ponerlo en el aparato comencé a escuchar la música típica del comienzo de todos los audiolibros de la editorial: www.librosenred.com que posee algunas ofertas interesantes de libros en formato Mp3, éste en particular era: “El Arte de la Ventaja” un libro que recomiendo a todos los amantes de tácticas y estrategias para obtener mejores resultados en su vida.

Lamentablemente como ya había escuchado el libro me pasó que en este momento desee enormente que la variedad de libros grabados fuera más extensa  y poder comprar para viajes otros libros que lamentablemente sólo podemos disfrutar de forma impresa.

Como andan las cosas hoy en día, donde nos levantamos diariamente a trabajar, sin tiempo a veces ni para comer al mediodía, regresando a casa tarde en la noche, reduciendo nuestras actividades recreativas a ir de tiendas o al gimnasio, no es mucho el tiempo que resta para disfrutar tranquilamente un buen libro… Ahhh y sin sumarle que hoy en día un “buen libro”  (dígase uno que a nivel de presentación no se te le despeguen las hojas leyéndolo y a nivel de contenido no quieras despegárselas tú y hacer fogata con él una vez lo termines) puede costar lo mismo que tu renta básica del internet. Y ante semejante dilema económico mensual, ya sabemos quien sale perdiendo.

Los audiolibros son por todo esto una fuente valiosa de expresión y una manera inteligente volver a incluir a los libros en nuestra ocupada vida; para los profesores de idiomas son un recurso útil que conjuga lo mejor de 2 mundos: desarrollar el oído  y transmitir el contenido de forma eficaz. Igual sucede con personas invidentes que quieren disfrutar  libros que no pueden obtenerse fácilmente en formato braile, para los viajantes de carretera…

Así que dada esta inquietud decidí buscar más profundamente en la red para encontrar opciones que nos permitan descargar y disfrutar del sonido de nuestros libros favoritos:

http://www.albalearning.com/audiolibros/

Servicio bibliográfico del Once para personas invidentes

http://www.audiolibrosenespanol.com/

http://www.planetalibro.net/ebooks/eam/index.php?label=audiolibros

Como alguien dijo una vez “el conocimiento crece cuando se comparte”, si conocen otros sites de audiolibros favor enviar comentarios con las direcciones.